La digitalización de la educación está haciendo que caminemos hacia una educación personalizada, diversa y colaborativa cuyo seguimiento es automatizado. Gracias a los videojuegos, Internet, el Big Data o la realidad virtual, se ha comprobado cómo estas nuevas tácticas repercuten positivamente en el aprendizaje. Pero aunque se esté implantando a marchas forzadas, las empresas que se dedican a la innovación educativa saben que la digitalización de la educación es un proceso que necesita asentarse con calma.

¿Quién está trabajando para conseguirlo? 

Muchas startups están trabajando para cambiar el modelo de docente que hay en nuestro imaginario y conseguir que el proceso de aprendizaje sea divertido y motivador.

Cuando aprender se convierte en un (video)juego

La gamificación es una técnica de aprendizaje que traslada dinámicas de los juegos al ámbito de la educación. Unida a los videojuegos y las aventuras interactivas, facilita la comprensión mientras se monitoriza todo el proceso educativo en tiempo real.

Los alumnos de 130 centros andaluces disfrutan del proyecto WET_edugames y su plan formativo. La Consejería de Educación y Deporte se interesó por esta iniciativa en la que se quiere cambiar el papel del alumno y el profesor. «En prácticamente un siglo el papel de los formadores no ha cambiado y los alumnos han tenido un papel pasivo», comenta Alejandro P. Waudby, cofundador y CEO de la empresa. Los ejercicios que ofrecen en su plataforma hacen que el estudiante sea el protagonista de una historia donde las diferentes narrativas tienen por objetivo la mejora de la ortografía, el inglés o las matemáticas. Sus juegos de realidad virtual mezclan lo digital y el mundo real a través de historias como una herramienta más del aula.

Tenemos claro que la digitalización de la educación es un compromiso ineludible por parte del sistema educativo. Juanma Liceras, CEO de Teachlabs

En Teachlabs están especializados en videojuegos educativos y aplicaciones. POWERNAUTS, un videojuego matemático para niños de cinco a doce años basado en el Método Singapur, adapta los métodos de enseñanza a entretenidos puzzles y minijuegos dentro de una aventura clásica de plataformas repleta de desafíos mentales y retos matemáticos.

Desde Katedral Studios han desarrollado RIMUD, un videojuego educativo con tareas de quince minutos al día al que los padres pueden acceder en todo momento. Además, incluye contenido adaptado a niños con necesidades educativas especiales para mejorar la lectura y la escritura. «Somos la única plataforma online que utiliza el método de enseñanza ABN», comenta Alejandro Fernández, fundador de Katedral Studios.

La formación en español para extranjeros estaba poco digitalizada en 2017 hasta que Dencanto Community descubrió debilidades en el proceso de aprendizaje. Analizando diferentes portales de formación vieron cómo digitalizar el contenido y darle un giro para motivar a los estudiantes: «Creamos experiencias de inmersión real sobre una costumbre, gastronomía o cultura del lugar para enseñar castellano», comenta Jacob San Miguel, CEO de Dencanto Community. Su servicio ofrece, por un lado, un portal a las escuelas y por otro, al usuario, las experiencias con las que conocer la historia del lugar mientras aprende castellano.

Aprendizaje desde dentro

En el ámbito de la formación, la investigación es clave a la hora de implementar nuevas tecnologías para el desarrollo de habilidades. La neurociencia ha sido la gran aliada del estudio del aprendizaje infantil y cómo repercute el uso de nuevas metodologías.

Neuromindset es una spin-off de la Universidad de Granada. «En nuestro estudio sobre las habilidades ejecutivas del cerebro hemos podido comprobar cómo a través de juegos y actividades interactivas se pueden entrenar y medir la memoria, la conducta o las emociones», destaca Joan Paul Pozuelos, cofundador de Neuromindset. Demostraron que prestar atención, controlar las emociones, planificar o razonar se puede entrenar. Y como fruto de esta investigación, han desarrollado una app con ocho juegos que ya han podido poner en marcha en el Colegio Caja General de Ahorros de Granada.

Dando un giro a la enseñanza online

La enseñanza online se ha diversificado para ofrecer servicios a diferentes grupos de interés. Desde el refuerzo de conocimientos a la formación para empresas, su ventaja siempre ha residido en la flexibilidad.

La digitalización de la educación implica un proceso de reeducación ciudadana sobre el uso del ecosistema digital. — Silvia Montoya, CEO de BrainsPro

¿Cómo ayudar a generar proyectos educativos digitales rentables? En BrainsPro quieren contribuir a la transformación digital de los docentes, ONG y empresas facilitando la puesta en marcha de negocios digitales enfocados a la formación. Para ello han desarrollado una aplicación web que permite crear una academia online 100% operativa en un sólo día, con dominio y marca propios sin necesidad de tener conocimientos técnicos. Por el momento han trabajado con entidades de diferentes sectores como la inclusión social, el emprendimiento, la salud, la energía, el medio ambiente o los negocios.

Acertar la respuesta tiene premio. Courbox lleva varios meses trabajando con alumnos de bachillerato y selectividad de colegios privados de Andalucía. A través de su plataforma, dan lecciones de repaso con vídeos interactivos y apuntes relacionados con la temática de estudios, exámenes y tutorización continua. «Courbox es un complemento del profesor, nunca un sustituto, pero es un plus para el colegio y los padres, que tienen acceso a la información y capacidad de aprendizaje de sus hijos», añade Antonio Lara Morales, CMO y cofundador. Su sistema de gratificaciones ha sido muy bien aceptado por los usuarios. Durante la visualización de sus vídeos, los estudiantes responden a preguntas relacionadas con el contenido y participan en un ranking donde compiten y ganan puntos que pueden canjear por una cuenta de Spotify.

Una de las ventajas que ofrece la digitalización de la educación es la trazabilidad del rendimiento de los estudiantes y de los procesos. — Alfonso Ochoa, CEO de Hábilon

En Hábilon vieron que podían aportar toda su experiencia a la formación online para empresas y la administración pública. Tras hacer un estudio del sector, se embarcaron en ofrecer contenido virtual y formación profesional a través de vídeos interactivos. En su caso, las áreas de conocimiento que trabajan son los recursos humanos, las habilidades transversales, las ventas, la gestión y el comercio.

Tras haber vivido el mayor test de adopción digital de la historia de la educación como consecuencia de la crisis del COVID-19, hemos comprobado cómo la educación y su digitalización no consisten en un simple traslado de las aulas a una pantalla. Requiere de un cambio de metodología, nuevos recursos y del compromiso tanto de instituciones como de empresas y ciudadanía para poder extender el uso de estas herramientas.