Con la Transformación Digital se busca aplicar las capacidades digitales a distintos procesos o productos que se servían de aspectos tradicionales. De esta forma se mejora el resultado final, se optimizan los procesos y se consiguen nuevas oportunidades. No deja de ser una forma de adaptarse al mundo digital y conectado en el que vivimos. Llevándolo a un nivel empresarial, se trata de integrar la tecnología en los distintos departamentos.

Un proceso de trabajo en equipo

Este proceso está a la orden del día y según el Estudio de Opinión sobre la Transformación Digital de la Empresa Andaluza, elaborado por CEA Empresas, en los últimos tres años, el 92% de las empresas andaluzas ya han realizado alguna inversión relacionada con la transformación digital. Un proceso de asentamiento en la cultura de las empresas andaluzas para el que la Junta de Andalucía ofrece una serie de ayudas y servicios. Aquellos que ignoran en qué situación se encuentran pueden contar también con un autodiagnóstico para definir su situación dentro de este proceso de madurez digital.

«Sin sacrificio, no hay victoria», como diría la familia Witwicky de la saga Transformers de Michael Bay. Pero no hay que irse hasta los robots del planeta Cybertron para encontrarse con grandes transformaciones. Desde Andalucía llegan cambios para adaptarse a la realidad y servirse de ese proceso de transformación digital para destacar como referentes nacionales. Unos sacrificios iniciales que encuentran su victoria y se asientan como normalidad.

Grupo Baeza: El e-commerce como bandera

1914 fue un año complicado para el mundo en general, con la Primera Guerra Mundial en la línea de salida. Sin embargo, la familia Baeza no bajó los brazos e inauguró un negocio familiar que hoy se alza como un referente del e-commerce y como líder en la distribución de soluciones sostenibles para una gestión óptima del agua.

Juntas anuales de accionistas que se convierten en reuniones de familiares unidos por un negocio que sigue extendiendo sus raíces con conexiones internacionales, con más de 19.000 clientes por todo el mundo. «A pesar de ser una empresa familiar centenaria, apostamos por el canal online cuando, en nuestro sector, no apostaba nadie», nos cuenta Carlos Muñoz, subdirector de Grupo Baeza. Un modelo de gestión basado en las personas, la logística, la especialización y la tecnología.

Con la llegada en 2005 de un centro logístico en Antequera, con el que abarcar más de 9.000 m² de autonomía, la compañía creció al mismo ritmo que lo hacían sus ventas online. Ya en 2019, este centro gestionaba el 54% de los pedidos totales, con casi diez millones de euros facturados por este canal. Este proceso digital lo convierte en el comercio electrónico B2B (business-to-business) más importante de España dentro de su sector.

«Con el proceso de Transformación Digital ofrecemos una propuesta de valor única en el mercado nacional, con servicio 24/48 horas, atención telefónica once horas ininterrumpidas y tienda online 24 horas, siete días a la semana, además de la transformación de nuestros establecimientos en autoservicios especializados» — Carlos Muñoz, subdirector de Grupo Baeza.

Tanto en Antequera como en las tiendas y delegaciones distribuidas por Andalucía se respira tecnología. «Estamos inmersos en proyectos que abarcan desde el IoTInternet of Things: Internet de las Cosas, un concepto que se refiere a la interconexión digital entre objetos cotidianos a través de Internet. al Big Data, incluyendo, por ejemplo, el estudio de cómo las previsiones climáticas pueden ayudarnos a anticipar el comportamiento del cliente, y de esa forma abastecer el stock en nuestros puntos de venta». Una autogestión de los centros cuya transformación digital es clave para poder garantizar la «Fórmula Baeza»: cobertura nacional en 24 horas garantizada.

Por otra parte, el compromiso medioambiental es inherente al proceso de transformación gracias a la optimización de los recursos. En el caso de Baeza, también han lanzado campañas con medidas y consejos para hacer un uso más sostenible del agua. Este compromiso se extiende también a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, donde Grupo Baeza trabaja por «garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y saneamiento para todos».

Reciclados La Red: trazabilidad con sello medioambiental

Otro ejemplo de empresa transformada nace en 1993 para dar respuesta a las necesidades del sector de reciclaje de plásticos. La historia de Reciclados La Red va de la mano de la transformación digital de sus procesos, hasta el punto de haberse convertido en referente en España, gracias a la implementación de las nuevas tecnologías y su beneficio para el medioambiente.

Con este proceso de transformación se ha conseguido el primer certificado de trazabilidad de plástico reciclado otorgado por AENOR. Esta asociación española sin ánimo de lucro busca la mejora de la calidad en empresas, productos y servicios, pero también en la protección del medioambiente y en definitiva, el bienestar de la sociedad. Esta certificación comprueba el sistema de trazabilidad desde la entrada del residuo hasta la producción de la materia prima final y la caracterización de los lotes, una vez se obtiene el producto final y está listo para suministrar a los clientes. De esta forma se garantizan resultados óptimos y la fiabilidad del producto.

Todo este recorrido se desarrolla con técnicas digitales, una vez que el material ha sido descargado en las instalaciones, con la gestión de etiquetado digital mediante códigos QR y aplicaciones que permiten un seguimiento exhaustivo. Una identificación a golpe de clic que garantiza la máxima calidad.

Por otra parte, el uso responsable de los recursos que hace la empresa sevillana, reutilizando los materiales con un sistema de trazabilidad desde la entrada del residuo hasta su producción para una segunda vida, la sitúa como una de las compañías punteras del sector.

«Estamos digitalizando el análisis energético que nos permite conocer el consumo de energía de forma automática para tomar decisiones más eficientes» — María Aguilar, marketing de Reciclados La Red.

Actualmente disponen de un enorme complejo industrial de 85.000 m² equipado con altas tecnologías, donde son capaces de procesar 125.000 toneladas de material reciclado gracias a su madurez digital.

Un camino por explorar

Estos referentes izan la bandera de la tecnología frente a los procesos más tradicionales, demostrando las ventajas que este cambio puede suponer. Por otra parte, se alejan con méritos propios del cliché de que las empresas familiares se asientan en tradiciones y no abrazan las nuevas tecnologías de la misma forma que lo harían las recién formadas.

Para que este cambio sea una realidad, las empresas necesitan subirse al asiento del copiloto para dejarse guiar por pilotos experimentados, como consultoras o compañías dedicadas a conducir la transformación. «El desconocimiento es uno de los principales desafíos para las empresas, que son conscientes de que necesitan dar el salto a la transformación digital, pero no saben cómo hacerlo», cuenta Cristina Martín, directora de comunicaciones en Venzia IT, donde ayudan a que ese cambio sea una realidad.

¿Cómo deberían afrontar el proceso de transformación? ¿Es 100% tecnológico? ¿Cuánto puede aumentar la inversión anual de la empresa? Todas estas dudas y unas cuantas más quedan resueltas por Fran Adame, CEO y fundador de IRC-Automatización, en el podcast de Micro Andalucía es Digital.

El proceso de transformación digital es un camino que nunca se termina de recorrer. Aquí lo principal es disfrutar de las vistas y encontrar a cada paso una nueva tecnología o herramienta que implementar. Un viaje fundamental para seguir el ritmo de un mundo que es distinto al que conocíamos ayer, y lo será del que conozcamos mañana.

Podcast

¿Cómo pueden sumarse al cambio las empresas?
> Escuchar

Videoreportaje

Transformación con sello andaluz
> Ver